Tener redes sociales sin ser social: cuatro usos de Twitter y Facebook completamente privados

Normalmente asumimos que cualquier usuario que tenga Twitter y Facebook interactúa con esas redes publicando su propio contenido, de forma más o menos privada dependiendo de la persona. Y asumimos bien, pero no hay que olvidarse de que una persona puede utilizar esas redes como meros servicios y no como seres sociales propiamente dichas.

¿Cómo? Siguiendo la máxima de no publicar nada de forma completamente pública. Y sí, tanto Facebook como Twitter pueden seguir siéndonos útiles aunque tengamos nuestro perfil absolutamente vacío o el candado de Twitter puesto. Nadie de fuera verá lo que hacemos, pero sí que podremos hacer un conjunto de cosas. Aquí las tenéis.

Lectores de noticias

Todo medio que se precie, tradicional o digital, tiene presencia en las redes sociales. Podemos incluirlas en nuestras portadas, o hacer listas con ellas para ir consultando las novedades que más nos interesen. Genbeta no es una excepción, por supuesto: nuestra cuentas de Twitter y Facebookson seguidas por muchos internautas.

Servicios de mensajería

Facebook tiene un servicio de mensajería instantánea, y Twitter ha estrenado hace muy poco susmensajes directos en grupo. Son formas de comunicarnos con nuestros amigos y conocidos que toman como base una red social, pero que son completamente privadas. Nadie de fuera sabrá que lo hacemos.

Diario personal

Ya hay aplicaciones dedicadas como Day One para esto, pero si no usamos una red social de forma pública siempre podemos ir subiendo fotografías y pequeños textos para ir consultándolos íntimamente en el futuro. El almacenamiento es ilimitado, y las posibilidades de hacer copias de seguridad completa nos abren la posibilidad a usar Twitter o Facebook como una bitácora cien por cien personal.

Álbum de fotografías privado

Por último, siempre podemos ampliar lo que he mencionado del diario personal y usar Facebook sólo para almacenar fotografías y almacenarlas en álbumes que podremos mostrar a otras personas (o no) sin que las imágenes estén abiertas al público. Una vez más, la ventaja aquí es que el almacenamiento es ilimitado y la calidad es suficiente como para compartirlas. En Twitter podemos hacer lo mismo, aunque lamentablemente las fotografías no se pueden organizar.

Un artículo escrito por Miguel Lopez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s