Las redes sociales cuando dejamos la empresa

Muchas veces los empleados tienen cuentas en las redes sociales donde hablan y comentan diversas cuestiones relativas a la empresa donde trabajan. En ocasiones dichas cuentas pueden tener incluso más seguidores que la propia cuenta de la empresa. Pero ¿qué ocurre con las redes sociales cuando dejamos la empresa?

Aquí se pueden dar varios escenarios posibles, ya que no es lo mismo que nosotros tomemos la decisión de cambiar de trabajo que sea la empresa la que nos invite, más o menos amablemente, a marcharnos. A la vez por un lado tenemos la relación con compañeros de trabajo, clientes o los jefes que podemos tener agregados como seguidores.

En el caso de los compañeros de trabajo no hay ningún problema siempre que la relación sea buena. Seguramente con el tiempo la relación se puede enfriar, pero no habrá ningún problema. Con los jefes simplemente depende de como hayamos salido de la empresa. Por lo general yo no soy partidario de añadirlos a las redes sociales personales, pero en todo caso siempre podemos bloquearlos y asunto arreglado.

Con los clientes lo cierto es que la relación es más complicada. En muchos casos las redes sociales sirven para notificar que ya no seguimos trabajandopara la empresa. Si no hemos tenido ninguna entrevista de desvinculación que nos limite el contacto con estos clientes no habrá inconvenientes para hablar con ellos y si nos incorporamos a un nuevo trabajo tratar de captarlos.

En muchos casos, la confianza es mayor en el profesional que en la empresa que está detrás. Esto provoca que un despido o la marcha de un trabajador descontento pueda tener consecuencias importantes para la facturación de la empresa, más allá de los clientes que pueda traer la persona que sustituya a dicho trabajador.

Por último existe una cuestión de marca, del daño que puede hacer a la empresa un trabajador al que hemos despedido y empiece a hablar de nosotros desde las redes sociales, sin el filtro de pertenecer ya a la organización. Muchas veces desvelar ciertos aspectos de una empresa supone perder la confianza de los clientes o simplemente poner en duda la comunicación oficial de la empresa.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s