¿Acabará Facebook creando su propia Vevo para contentar a las discográficas?

Esta mañana hemos sabido que Facebook está redoblando sus esfuerzos para negociar con las empresas discográficas. Su intención inicialmente es el de potenciar la creación de vídeos por parte de los usuarios permitiéndoles utilizar sus canciones sin violar el Copyright, un paso más en los empeños de los de Zuckerberg en entrar a competir con YouTube.

No es la primera vez que un servicio de este calibre tiene que negociar con las discográficas para evitarse problemas de derechos, De hecho, la propia Google pasó por lo mismo hace unos años con YouTube, y las negociaciones llevaron a la creación de Vevo. ¿Acabará Facebook teniendo que hacer lo mismo?

¿Qué es exactamente Vevo?

Seguro que cuando buscas en YouTube los vídeos de tus artistas favoritos muy a menudo te encuentras con que estos están subidos a una cuenta de Vevo. Tanto si buscas a Adele como Megadeth, en YouTube te aparecerán AdeleVEVO o MegadethVEVO como los perfiles oficiales de referencia para estos y otros artistas.

Esto se debe a que hace una década YouTube se encontró en una posición parecida a la que tiene Facebook hoy. Tuvo que negociar con las discográficas para llegar a un acuerdo que contentase a ambas partes a la hora de que aparecieran en la plataforma de Google vídeos oficiales con la música de varios artistas.

El resultado de estas negociaciones llegó en diciembre del 2009 con la presentación de Vevo. Se trata de una empresa conjunta entre Universal Music, Sony Music Entertainment y Abu Dhabi Media Group, con las licencias de EMI, para beneficiarse del contenido estrella de YouTube en aquella época, los vídeos musicales. Estos vídeos seguirían estando presente en YouTube, pero también tendrían su propia plataforma independiente.

Los ingresos por publicidad de Vevo se comparten con Google

Por lo tanto, podríamos decir que es una especie de spin-off de YouTube, uno que le ayuda a no tener problemas con los derechos de autor de los vídeos de esos sellos discográficos. Vevo tiene más de 50.000 vídeos disponibles, y comparte sus ingresos publicitarios con Google.

Por lo tanto fue una solución que contentaba a todos. YouTube podría tener sin problemas de derechos el contenido de las principales discográficas del mundo a cambio de ceder parte de los beneficios que generaban. Mientras, las discográficas encontraban canal mediante el que obtener beneficios por los vídeos en esta plataforma.

Paralelismos con la situación de Facebook

Ahora, casi diez años después, es Facebook el que parece estar buscando llegar a acuerdos con la industria según han dicho fuentes internas. Sus intenciones no son exactamente las mismas, Facebook parece que será más ambicioso, pero aunque no son muchos no deja de haber algunos paralelismos entre ambas situaciones.

Los de Zuckerberg están creando una aplicación para televisores, y han fichado a una directiva de MTV. Estos dos movimientos, junto a sus intentos por recuperar la credibilidad de su publicidad en formato de vídeo, parecen apuntar a una única dirección: que el futuro de Facebook pasa por los vídeos.

Donde hay vídeos siempre acaba habiendo videoclips

Y donde hay vídeos siempre acaba habiendo videoclips. Por lo tanto, si Facebook potencia sus vídeos hasta el punto de darles una mayor visibilidad, es evidente que habrá quien suba los videoclips de sus artistas favoritos para disfrutar de ellos en su plataforma. Y es aquí donde tendrán un problema de derechos parecido a los que se enfrentó YouTube en su día.

La red social, como YouTube, es uno de los portales más importantes del ciberespacio, por lo que todas las discográficas estarán alerta con el contenido que se comparta allí de la misma manera que lo están en YouTube. Y es que al final, parece que todo lo que tiene que ver con ellas se resume en un qué hay de lo mío.

Por lo tanto, teniendo en cuenta estos paralelismos podríamos pensar que la industria musical estaría tentada de buscar un acuerdo parecido al de hace casi una década. Pero el Facebook de hoy no tiene nada que ver con el YouTube de la época ni en su volumen de usuarios ni en su ambiciones, algo por lo que podríamos pensar en un resultado totalmente diferente.

Pero Facebook es más ambicioso

Aunque Facebook no haya definido públicamente cual será la estrategia, parece que esta será mucho más ambiciosa que la de YouTube hace una década. Su ambición no es únicamente la de ser el mayor portal de vídeos del mundo, sino que este ayude a que Facebook siga siendo el mayor portal de contenidos del planeta.

Más allá de esas ambiciones también está el concepto en sí de lo que Facebook está preparando. Varios medios han apuntado a que Facebook buscará crear contenidos propios y de calidad, por lo que en ese aspecto parece una dirección más cercana a la de Netflix. Sin embargo, sus acuerdos con la industria musical parecen más enfocados a ayudar al resto de creadores, algo que les acercaría más a los mares en los que se mueve YouTube.

O sea que perfectamente podríamos estar hablando de una especie de mezcla entre los conceptos de ambas plataformas. Un YouTube” en el que los usuarios suban su propio contenido, pero también un escaparate en el que encontrar otro tipo de vídeos de mayor calidad y propios de Facebook. Ante este panorama, parece que la solución será mucho más compleja.

Como hemos visto esta mañana, desde la industria musical esperan que Facebook vaya detrás de una licencia de música para toda su web, algo que la creación de su propio Vevo no terminaría de cubrir. Sí, permitiría que entre los vídeos de Facebook estuvieran los videoclips de los principales artistas del panorama musical, pero el poder utilizar esa música en nuestros propios vídeos va mucho más allá.

La pregunta queda abierta

¿Acabará Facebook creando su propia Vevo para contentar a las discográficas? Visto lo visto la pregunta queda abierta. Posiblemente no sea suficiente con crear algo exactamente igual a lo que es Vevo, pero no es descabellado pensar que la industria musical busquen tener el mayor control posible sugiriendo crear un producto parecido.

Aquí por lo tanto está por ver el aguante que tiene Facebook en sus negociaciones y hasta qué punto su peso a nivel mundial es suficiente para aplacar estas intenciones. Y es que estas negociaciones, posiblemente, sean uno de los puntos clave que terminen de definir la manera en la que Facebook asalte definitivamente el sector de los vídeos online.

Un artículo publicado en Genbeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s