Cómo rootear cualquier móvil Android y convertirte en ‘Super Usuario’

Ser usuario root te aporta libertad total para controlar hasta el mínimo detalle de tu dispositivo. Te mostramos cómo rootear cualquier móvil Android en 2017.

Ser usuario root en 2017 no es tan crucial como lo era años atrás gracias al cambio de las políticas de permisos que vienen implementándose con las últimas versiones de Android, pero si todavía quieres hacer root a tu móvil Android, aquí te mostramos cómo rootear cualquier móvil Android en 2017.

1: ¿Qué es root?

Ser usuario Root de un dispositivo Android significa tener carta blanca para alterar cualquier parámetro de tu dispositivo con total libertad, sin que una política de permisos te impida modificar cualquier los archivos de configuración que gobiernan tu Android.

Para conseguir esta libertad de actuación sobre tu dispositivo necesitas ejecutar un script que desbloquee el acceso del usuario a los archivos de configuración del sistema que se encuentran en la raíz del directorio del sistema operativo. De ahí que el proceso se conozca como root (raíz).

Cuando rooteas un dispositivo no sucede nada apreciable para el usuario, pero a nivel interno el sistema operativo puede ser modificado alterando su normal funcionamiento. Por ese motivo, las garantías de los fabricantes no cubren los dispositivos rooteados.

Dado que el script para desbloquear esos permisos varía en función del modelo de dispositivo, no existe una herramienta infalible para todos los dispositivos, ya que se producen pequeños cambios dependiendo del procesador o la versión de Android que tenga instalada en ese momento.

A continuación, te mostramos algunas de las alternativas que más porcentaje de éxito consiguen al rootear cualquier Android en 2017.

2: Root con Framaroot

Si tu dispositivo ya lleva al menos 4 años en el mercado y estás usando una versión de Android no actualizada, Framaroot puede ser la mejor opción para rootear tu Android gracias su compatibilidad con un gran número de dispostivos.

Esta herramienta se utiliza para rootear dispositivos que tienen instaladas versiones antiguas de Android que van desde Android 2.3 a Android 4.4, por lo que resulta ideal para rootear y actualizar smartphones o tablets antiguos para darles un uso alternativo.

El funcionamiento de esta aplicación es bastante sencillo, aunque requiere un buen conocimiento del hardware que monta el dispositivo ya que, dependiendo del procesador que monte, necesitarás usar un determinado exploit u otro.

Comienza por acceder al post del autor en el prestigioso foro de desarrolladores Android XDA Developers. Al final de este post, encontrarás la sección Attached Files con los enlaces a las diferentes versiones de Framaroot. Descarga la última versión disponible, que en este caso será Framaroot-1.9.3.apk.

Ahora copia el archivo APK que has descargado a tu dispositivo Android e instala la app activando previamente la opción Orígenes desconocidos (o Fuentes desconocidas) que encontrarás en el apartado Seguridad del menú Ajustes. Si no activas esta opción no podrás instalarla ya que no procede de Google Play.

Si al iniciar Framaroot aparece en pantalla el mensaje “Your device seem not vulnerable to exploit included in Framaroot, significará que tu dispositivo no es compatible con este método de rooteo, por lo que de nada te servirá continuar con el proceso.

Si por el contrario no aparece ningún mensaje de error, toca en el apartado Select an action to execute after root y elige la opción Install SuperSU, para que se instale el gestor de permiso una vez haya finalizado el script de rooteo.

El siguiente paso es, quizá, el más importante de todo el proceso: elegir el exploit adecuado para tu dispositivo, en función de su procesador.

Elige uno de los exploits que Framaroot te propone, dependiendo del procesador de tu smartphone. Aquí tienes un breve resumen con la compatibilidad de procesadores para cada exploit, que curiosamente reciben el nombre de los personajes de El señor de los anillos.

Tipo de procesador Nombre del exploit
Qualcomm Gandalf
MTK (MediaTek) Boromir, Faramir y Barahir
Huawei K3V2 Pippin
AMLogic Gollum
Exynos Sam, Frodo, Legolas y Aragorn
Omap36XX Gimli

Toca sobre el exploit adecuado para tu dispositivo. Si no eliges el correcto, te aparecerá el mensaje Failed…Try another exploit if available (Error #X). Si es el caso, pulsa sobre OK y vuelve a intentarlo con el siguiente exploit, hasta que aparezca el mensaje Success…Superuser and SU binary installed. You have to reboot your device. Eso significará que el exploit ha hecho su trabajo y ha conseguido modificar los archivos que te convierten en usuario root de tu Android.

Si alguna vez quieres deshacer este proceso y devolver a tu dispositivo a su estado original, repite el proceso y, en la sección Select an action to execute after root, elige la opción Unroot. Cuando reinicies ya no serás usuario root. Sencillo ¿verdad?

3: Root con un clic con KingRoot

Si tu intención es rootear un Android algo más actual, la alternativa que te recomendamos es KingRoot.

Con esta herramienta podrás rootear la gran mayoría de dispositivos que utilicen las versiones de Android comprendidas entre Android 4.4 y Android 6.0, ofreciendo soporte root a miles de smartphones de diferentes marcas.

La herramienta de rooteo KingRoot puede usarse de dos formas diferentes: directamente desde una app instalada en el dispositivo a rootear, o instalándola en un PC para realizar el proceso desde él.

La primera opción es la más sencilla ya que basta con acceder a la web de KingRoot y descargar el archivo APK de la app para después copiarlo a la memoria de tu dispositivo Android.

Antes de instalarla, activa la opción de Fuentes desconocidas (u Orígenes desconocidos) tal y como te mostrábamos en el apartado anterior.

Es posible que, al intentar instalar KingToot, aun habiendo activado la opción de Fuentes desconocidas, la app te muestre un mensaje de error indicando que la instalación está bloqueada. Simplemente despliega las opciones de la parte inferior y toca sobre Instalar de todas formas (no seguro). Este bloqueo es una medida de protección del sistema y te indica que esta aplicación podría cambiar los permisos de usuario, justo lo que estás intentando hacer para conseguir desbloquear los permisos root.

Una vez instalada, solo tienes que iniciar la app. Tras analizar el dispositivo para comprobar si es compatible, toca sobre el botón Probar Root de la parte inferior y comenzará el proceso.

Cuando termine, la app te indicará si el proceso ha sido un éxito o, por el contrario, ha fallado durante el proceso de rooteo de tu dispositivo.

4: Cómo rootear un móvil nuevo

Como ya hemos comentado antes, no existe una fórmula infalible para rootear todos los dispositivos, por lo que es posible que alguno de los sistemas que te hemos mostrado no funcionen en tu terminal a causa de la versión del sistema operativo que tienes instalada, o de la ROM o de cualquier incompatibilidad con el hardware del dispositivo.

En esos casos, Google se convierte en el mejor de tus aliados. Con una simple búsqueda del modelo exacto de tu smartphone junto a la palabra “root” o “rooteo”, Google te mostrará las entradas a decenas de foros de desarrolladores en los que se explica paso a paso cómo rootear tu smartphone y se ofrecen los archivos con el script necesario para llevarlo a cabo.

Este método, al igual que el resto de sistemas para rootear un móvil Android, se basa en explotar una vulnerabilidad del sistema para modificar sus permisos, por lo que se debe utilizar los archivos específicos para ese modelo en concreto o, de lo contrario, no solo no se desbloquearía el acceso root, sino que peligraría el funcionamiento del dispositivo pudiendo llegar a inutilizarlo por completo. Por ese motivo insistimos tanto en la importancia de este punto.

Como norma general, este método específico para tu smartphone consiste en ejecutar el script instalándolo –o flashear, como se suele llamar al proceso de instalación desde fuera del sistema operativo— desde el Recovery.

El script más utilizado es SuperSU, desarrollado por el prestigioso desarrollador Chainfire. En líneas generales, basta con desbloquear el Booloader de tu Android e instalar un Recovery modificado como TWRP en tu dispositivo.

Después, copia el archivo .ZIP de SuperSU adecuado para el modelo de tu móvil a la micro SD de tu dispositivo y reinicia el smartphone en modo Recovery para ejecutar la instalación desde el Recovery modificado.

A pesar de que SuperSU también está presente en Google Play, en este formato solo puede gestionar los permisos de las apps una vez el dispositivo ya ha sido rooteado, pero no otorga acceso root instalándola desde Google Play.

5: Comprueba si tu Android está rooteado

Al completar el proceso de rooteo de tu Android, nada habrá cambiado en tu smartphone, al menos en lo que a nivel de usuario puede apreciarse a simple vista, por lo que será necesario echar mano de la app Root Checker de JoeyKrim disponible de forma gratuita en Google Play.

Con esta app puedes verificar si el proceso de rooteo ha funcionado o, por el contrario, debes volver a intentarlo con otras herramientas.

Escrito por Rubén Andrés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s