Cómo la economía colaborativa ha cambiado la forma de viajar

Las nuevas aplicaciones han cambiado a una velocidad de vértigo nuestra forma de viajar. Gracias a estas plataformas, podemos decir que tenemos más opcionestanto para desplazarnos como para alojarnos y además, de una manera bastante más económica.

Un claro ejemplo son los desplazamientos que realizamos por carretera a nivel nacional. BlaBlaCar, la plataforma que te permite compartir coche para realizar un viaje, le está ganando el pulso a las compañías de autobús. Del mismo modo, que el AVE le ha ganado la partida al avión en los trayectos entre Madrid y Barcelona, o entre la capital de España y Málaga o Alicante, reduciendo considerablemente el número de vuelos, el mercado de los viajes con menor presupuesto se lo está llevando BlaBlaCar.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de viajeros en autobuses de larga distancia, principalmente de las empresas Alsa, Socibus y Avanza, ha caído un 23% entre mayo de 2009 y mayo de 2017. Es decir, que los usuarios han pasado de ser 1,6 millones en 2009 a 1,3 en 2017. Y los culpables son las empresas de coche compartido como BlaBlaCar o Amovens.

En declaraciones a El País, el presidente de la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus), Rafael Barbadillo, aseguraba que en los recorridos entre Madrid-Valencia y Madrid-Sevilla, BlaBlaCar ya se lleva el 44% y el 47%, respectivamente, de la oferta del autobús. Esta plataforma cuenta con 3,5 millones de usuarios a nivel nacional.

Lo cierto es que los viajes en BlaBlaCar son más cómodos, ya que a diferencia de muchos trayectos en autobús, no incluye paradas en un sinfín de pueblos, más rápidos y además suelen ser más baratos.

Desde MuyPymes hemos podido comprobarlo. Para realizar un viernes un trayecto entre Alicante y Madrid, en Alsa tenemos cinco autobuses, uno de ellos nocturno. Dependiendo a la hora a la que viajemos, el trayecto durará entre cinco y seis horas, y el precio es de 31, 23 euros en el autobús convencional, elevándose el precio hasta una cifra comprendida entre los 45,10 euros y los 46,10 en el caso de que elijamos un Supra.

Si preferimos viajar de Alicante a la capital de España en BlaBlaCar, tenemos un total de 42 viajes programados, la cifra puede variar ya que depende de las personas que hagan ese viaje y lo compartan, con una duración aproximada de entre cuatro horas y cuatro horas y media. El precio medio es de 24 euros, si bien podemos encontrar trayectos ubicados en un baremo entre los 18 y los 30,50 euros.

Todas estas circunstancias provocaron que las principales empresas de autobuses interurbanos promocionaran rebajas de un 50 por ciento en sus trayectos a lo largo del pasado verano, para competir con las aplicaciones de coche compartido. Algo que echa mucho para atrás a los viajeros es que el trayecto en autobús tenga paradas interminables y se demore demasiado la llegada a su lugar de destino. Además, con BlaBlaCar puede darse el caso de pactar el lugar de recogida o el de llegada, si la estación de turno te queda considerablemente lejos.

Internet, fundamental para viajar

Pero los avances no sólo se circunscriben a compartir coche o al trayecto en sí. Hoy en día, es muy difícil encontrar una persona que vaya a realizar un viaje sin consultar previamente cualquier tipo de información en internet. Esto era impensable hace poco más de una década, cuando lo habitual era acudir a la agencia de viajes de confianza a que te organizara tus vacaciones incluyendo el vuelo, el traslado al hotel, el alojamiento y hasta las actividades. Hoy en día, la mayoría de las personas que están familiarizadas con internet, buscan sus vuelos en la red a través de Ryanair, Easyjet o Vueling, entre otras empresas y su alojamiento, a través de Booking, Kayak, Trivago, y en los últimos tiempos Airbnb. Es decir, que las aplicaciones han sustituido a las agencias de viaje y ahora mismo no tenemos que levantarnos de nuestro asiento para reservar nuestras vacaciones.

Una plataforma que ha crecido mucho en los últimos años es Civitatis. El portal que organiza visitas guiadas y excursiones en todo el mundo, contó en 2017 con más de 900.000 viajeros. Esta compañía contribuye a superar la barrera del lenguaje considerablemente, un impedimento que siepre han tenido muchos turistas a la hora de viajar al extranjero. Civitatis gestiona tours históricos a pie en español en diferentes lugares del mundo, que hacen que los viajeros puedan sentirse como en casa, al menos en lo que a la comprensión del idioma respecta.

Civitatis llega a 64 países y ofrece más de 3.900 actividades, con un descuento directo del 10% sobre el precio fijado. En 2017 esta empresa alcanzó una cifra de negocio de 28,8 millones de euros, con un incremento del 62% respecto a 2016.

El fenómeno Airbnb

La llegada de Airbnb supuso una auténtica revolución en las reservas de alojamiento. Muchas veces no sin polémica por la falta de habitaciones o por el elevado precio de la vivienda que ha generado en ciudades como Ibiza, Madrid o Barcelona en los últimos tiempos. Esta forma de hacer business  ha terminado dejando de lado a los inquilinos tradicionales. Según un estudio de la consultora Red2Red, para el ayuntamiento de Madrid, Airbnb tiene 6.348 ofertas de alojamientos en la capital, de los  de los cuales el 75,8% son viviendas completas. La consecuencia, la subida del precio de los alquileres convencionales. Además, otro problema que ha generado Airbnb ha sido el deterioro de la convivencia en algunos barrios. Red2Red ha detectado un aumento de las quejas de los vecinos relacionadas con el aumentos de los ruidos y las molestias por el constante ir y venir de inquilinos.

Pero no todo son aspectos negativos. Airbnb tiene distintas gamas de habitaciones, muchas de ellas de calidad y más económicas que en los hoteles convencionales. El hecho de que sea el propietario de la vivienda el que alquile su habitación ha provocado que se multipliquen las opciones. Especialmente, en fechas muy señaladas en las que los hoteles se saturan y los precios se disparan. Sin ir más lejos, en el pasado Mobile World Congress celebrado en Barcelona, Airbnb acogió a más de 45.000 viajeros a un precio medio de 66 euros por noche.

Teniendo en cuenta que su rival directo es Booking, sus precios son más económicos, si bien uno tiene que valorar si prefiere una vivienda o la comodidad de un hotel de toda la vida. La estructura de comisiones de Airbnb implica cobrar una comisión del 3 al 5% al hotelero y de un 5 al 15% al huésped. Las agencias de viaje online como Booking y Expedia a menudo cobran comisiones a los hoteles independientes que pueden ser de hasta un 25 o un 30% por reserva.

Actualmente, Airbnb cuenta con 300 millones de huéspedes en todo el mundo y aspira a llegar a los 1.000 millones en 2028. Ahora mismo, clasifica sus alojamientos según cuatro criterios: B&B, boutique, casas de vacaciones y espacios únicos.

Pero parece que Airbnb no se conforma sólo con ofrecer viviendas de particulares, sino que quiere meterse de lleno en el sector hotelero. Tras su acuerdo con SiteMinder, va a comenzar a distribuir hoteles en su plataforma y quiere convencer a los propietarios de que su plataforma es el canal de distribución idóneo.

No obstante, debido al fomento de la gentrificación generado por Airbnb, han surgido alternativas. Una de ellas es Fairbnb, empresa de economía colaborativa, nacida en Amsterdam en 2016, y gestionada por todos aquellos colectivos que sufren el impacto de la actividad, es decir: anfitriones, huéspedes, comercios y vecinos. Los beneficios se reinvierten en proyectos sociales para los barrios y contra los efectos negativos del turismo. El objetivo de esta plataforma, que ya se expandido por numerosos países, entre ellos España, si bien sólo está en Barcelona, es convertirse en una solución justa e inteligente para un turismo gestionado por la comunidad.

También existen otras plataformas de low cost extremo, como Couchsurfing, en las que el ofrecimiento del alojamiento es gratuito y en ocasiones consta, como su nombre indica en inglés, de un simple sofá, si bien esta web también puede servir para conocer gente u organizar quedadas.

Un artículo escrito por David Olivares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.