Si tienes estos gadgets en tu trastero podrías ganar mucho dinero

Todos tenemos en nuestra casa, o en casa de nuestros padres, un trastero, un desván, una habitación de cuando éramos niños, llena de trastos viejos que en todos estos años te has negado a tirar a la basura. Es el momento de sacar provecho a tu obsesión por acaparar el pasado.

Los posos de la crisis, las vacaciones, las bodas y comuniones, la avería del coche, ese Samsung Galaxy S5 que tanto te ha dado pero que ya toca renovar… Siempre andamos en busca de nuevas fuentes de ingresos para cubrir gastos, cuando el sueldo no da más de sí. ¿Se te ha ocurrido mirar en el desván? A lo mejor encuentras un misterioso mapa del tesoro en el baúl del abuelo que te lleva a un oscuro bosque en donde escondió toda su fortuna.

Pero seamos sinceros, eso solo pasa en las películas… Es mucho más probable que encuentres gadgets que podrían estar en tu trastero con los que ganar mucho dinero.

La evolución está en el ADN de los humanos desde que a alguno de nuestros ancestros se le ocurrió afilar una piedra, para fabricar la primera herramienta. Pero al mismo tiempo, algo en el fondo de nuestra mente se resiste a los cambios, y mira con nostalgia tiempos pasados. Netflix está muy bien pero, ¿y lo que disfrutabas coleccionando VHS?

Ahora puedes descargarte cualquier videojuego en cuestión de segundos, pero nada puede igualar la visión de tu colección de cartuchos de Super NES alineados en la estantería de tu habitación, o la liturgia de soplar las conexiones del cartucho antes de introducirlo en la consola, para quitarle el polvo.

Lo retro y lo vintage nunca pasan de moda, y lo mejor es que esos gadgets que abandonaste en tu trastero hace años, hoy pueden valer mucho dinero. Vamos a curiosear en un desván imaginario para descubrir algunas antigüedades tecnológicas de hace 20 o 30 años que quizá le regalaron a tus padres, o las compraron por unas pocas pesetas, pero hoy en día se han revalorizado. Si encuentras alguno en tu trastero, puedes sacar una paga extra para cubrir gastos…

Imagen y sonido para el recuerdo

Esa vieja televisión de tubo

Botín: 100 – 800€

Es algo muy común en nuestros padres o abuelos cogerle cariño a la vieja tele. Si aún funciona, la guardan en el trastero “por si se estropea la nueva“.

Si tienes una vieja tele CRT por ahí guardada, las populares teles de tubo, quizá puedas sacar un buen pico por ella. O al menos lo suficiente para comprar un televisor con resolución 4K. Pero hay que saber a quién vendérsela.

La gran ventaja de una tele de tubo es que hace años que no se fabrican, pero aún siguen siendo muy demandadas en ciertos entornos. Por ejemplo, el de los videojuegos retro. Mucha gente se fabrica su propia máquina recreativa, pero para que los juegos se vean igual que en las máquinas de los bares y salones recreativos de hace 30 años se necesita una tele de tubo, que usaban un tipo de pantalla con scanlines que no tienen los LCD modernos.

En comunidades de videojuegos retro una tele de tubo de calidad y en perfecto estado como una Sony Triniton, una Philips o una Loewe, se pagan por encima de los 700€…

Tiene que ser de las cuadradas (4:3), no muy grande, entre 20 y 27 pulgadas. de marcas reconocidas, y en perfecto estado de funcionamiento. Si pones un anuncio en un foro de videojuegos vintage, seguro que la puedes vender a un precio razonable, aunque en España no se paga tanto como en otros países.

También son apreciadas por coleccionistas de DVD, Laserdisc, VHS, consolas clásicas, y otros dispositivos de imagen de la era pre-HD.

El Walkman y el iPod

Botín: 50 – 3000€

Sony revolucionó la música doméstica en 1979 con el lanzamiento del primer reproductor musical de bolsillo portátil, antecesor del iPod o el propio móvil. Utilizaba cintas de casette y se alimentaba con pilas.

Se vendieron millones de Walkman en los años 80 y 90 del pasado siglo, así que es probable que guardes uno en el trastero. Aunque también es probable que sea un clon. Si tienes un auténtico Sony Walkman, se cotizan entre los 50 y los 150€, según su estado.

Su sucesor, el iPod (2001), también ha sido arrinconado por el smartphone. Hay muchas generaciones de iPod, pero el más añorado es lógicamente el primero de todos:

Hoy en día es casi imposible de encontrar. Si está nuevo pueden pagar por él hasta 3000€.  Un gadget que podrían estar en tu trastero con el que ganar mucho dinero.

Vuelve el vinilo

Botín: 30 – 3000€

Sufrimos una saturación de lo digital, y una vuelta a lo analógico. Al menos entre los que más sienten la fuerza de la nostalgia. En una época en donde el streaming ha devorado al CD musical, hay una auténtica fiebre por los vinilos y su sonido analógico.

Si bien no podrás sacar demasiado por el tocadiscos porque aún se siguen vendiendo, los vinilos (los discos musicales) tienen buena salida, especialmente si conservas en tu colección algún título codiciado. Por ejemplo el vinilo de la banda sonora de Blade Runner se paga a 140€. Pero hay vinilos de los Beattes y Bo Dylan que están a la venta por entre 2500 y 3000€…

Tus queridos Laserdisc

Botín: 40 – 150€

Antes del DVD, el Laserdisc, con su aspecto de CD gigante (o de vinilo metálico), se convirtió en el primer formato de cine y música digital. Se comercializó en 1978, pero sus altos costes de fabricación y el precio más elevado que otros formatos como el VHS o, más tarde, el DVD, lo convirtieron en un fracaso de ventas.

Como ocurre con los vinilos, las películas y los discos en formato Laserdisc han vuelto a ponerse de moda entre los coleccionistas. Los reproductores se venden a precios entre los 80 y los 200€, y los discos dependen de la película o el grupo musical de la portada. Laserdisc musicales de grupos como INSX o Guns n’Roses se pagan a unos 40€, pero películas como la trilogía de Star Wars o Indiana Jones alcanzan los 150€.

Diversión de otra época

Esa consola que nadie quería

Botín: 150 – 1000€

Mientras tus amigos presumían de consola NES o Megadrive, resulta que a tí te regalaron una de marca rara, con la que nadie quería jugar porque era casi imposible encontrar juegos. 30 años después, llega el momento de la venganza.

Hoy en día se puede conseguir una consola NES o Megadrive por apenas 60€, ya que se vendieron millones. Pero si en tu trastero guardas, pongamos, una consola Neo Geo, puedes pedir entre 400 y 800€ por ella, según su estado. Considerada el Ferrari de las consolas, tenia un precio de 650 dólares en 1990 (hoy serían más de 1000€), y sus juegos costaban 150€.

Pero no es la única consola que se cotiza a buen precio. Por ejemplo, TurboGrafx 16 / PC Engine (1987) se está vendiendo en eBay a precios que varían entre los 400 y los 700€.

Irónicamente, consolas que fueron un fracaso y apenas vendieron, como la Atari Jaguar o Panasonic 3DO, hoy en dia son muy cotizadas, porque hay muy pocas.

Como más retrocedamos en el tiempo, más se revalorizan. Una consola Vectrex (1982), que venía con su propio monitor, se paga entre 250 y 600€, según su estado.

A principios de los años 80 mucha gente se fabricaba su propia consola del videojuego Pong, una de las primeras recreativas de la historia, mediante kits con el hardware al que conectabas tus propios mandos creados de forma artesanal, Estas consolas caseras son muy buscadas precisamente porque eran artesanales, y se pagan más de 1000€ por ellas.

Game & Watch

Botín: 50 – 150€

Antes de lanzar la consola NES, a principios de los 80 Nintendo puso a la venta una colección de maquinitas portátiles llamadas Game & Watch. Eran muy rudimentarias, pues se trataba de una pantalla estática en donde los movimientos se simulabas apagando y encendiendo zonas de la pantalla. Pero eran divertidas, y existían docenas de modelos diferentes. Y se podía jugar en cualquier sitio.

En España tuvieron un gran éxito, y se vendieron bastantes. Si conservas alguna, puedes obtener entre 50 y 150€ por ellas.

Videojuegos clásicos

Botín: 100 – 2500€

Como ocurre con las consolas, ciertos videojuegos antiguos también son muy solicitados por los coleccionistas. Si jugaste a videojuegos antes del año 2000, hay posibilidad de sacar un buen pellizco por tu vieja colección de videojuegos.

Hoy en día se llevan los juegos en descarga o mediante suscripción. Incluso jugar en la nube. Pero eso es como pagar por humo. Si las compañías de videojuegos nos lo imponen, además de porque ganan más, es porque también eliminan el mercado de segunda mano.

Los juegos en físico puedes coleccionarlos y, si lo deseas, venderlos. Por algunos títulos se pagan miles de euros. Los que más se pagan son los que se almacenan en cartuchos, por ser un sistema casi desaparecido que ya solo usa Nintendo, o en CD / DVD, por su durabilidad.

Por ejemplo, todos los juegos de Neo Geo se cotizan entre los 150 y 250€, y sus sagas más míticas, como Metal Slug o King of Fighters, se venden por entre 500 y 2500€.

Pero esto solo ocurre con consolas que vendieron muy poco, y se fabricaron pocos juegos. Con los cartuchos de NES, SNES, Megadrive, Nintendo 64 y otras consolas muy populares, apenas sacarás lo que te costaron. Lo mismo pasa con los juegos en cinta de casette del ZX Spectrum, Amstrad CPC, etc., que se vendieron millones y aún hay mucho contenido disponible.

Dentro de cada consola, también existen títulos emblemáticos que valen mucho más. Por ejemplo, los juegos de Dreamcast se almacenan en un formato propio similar al CD. Se venden por entre 10 y 80€, pero si tienes una copia nueva de su título más emblemático, Shenmue, puedes conseguir 300€ por ella.

En el caso de la mítica PlayStation, un puñado de clásicos, como Herc’s Adventures, The Legend of Dragoon, Suikoden II, o Vandal Hearts II, se cotizan entre los 100 y 150€.

Busca juegos de consolas raras o poco conocidas, ediciones de coleccionista, y todo lo que se salga de lo convencional. Busca precios en eBay y similares, y con un poco de suerte quizá tengas una rareza cotizada…

El cinexin

Botín: 100-200€

Es difícil entender el éxito del Cinexin, salvo para la mente de un niño. Es un pequeño proyector que usaba películas en formato 8 mm. Una manivela hacía avanzar o retroceder la película de forma manual, una idea que encantaba a los niños. Pero las películas apenas duraban unos minutos y eran bastante caras, así que la diversión era muy limitada.

Aún así, encandiló a millones de pequeños cuando se puso a la venta, en 1978. Aún se sigue fabricando.

Los Cinexin de primera generación en buen estado son juguetes nostálgicos muy apreciados, y se cotizan entre 100 y 200€, si encuentras el comprador adecuado. Las películas no tienen mucho valor, alrededor de los 10€.

¿Qué llevábamos en los bolsillos?

Tu primer móvil

Botín: 100 – 2000€

Hoy en día los móviles se renuevan y desechan como el que cambia de zapatos. Pero todos le cogimos cariño a nuestro primer móvil, cuando tener uno era algo nuevo y maravilloso. Ahora el móvil es nuestro amo y señor.

Si guardaste tu primer móvil en el trastero, merece la pena comprobar si está en buen estado, así como la marca y modelo. Algunos se cotizan a muy buen precio, y eran muy comunes en su época.

Uno de los más deseados es el Motorola StarTAC 130, el primer móvil con forma de concha (se dobla sobre si mismo por la mitad), comercializado en 1996.

Fue uno de los primeros en usar la vibración para alertar de una llamada. Su original diseño y su peculiar antena, que le daba un aire de película de ciencia-ficción, lo convirtieron en un móvil mítico, que apareció en muchas películas a finales de los 90, como Asesinato en 8 mm, de Nícolas Cage. En eBay, nuevo, se vende por 500€. Usado no baja de 150€.

El Ericsson T10s es otro clásico que se ha revalorizado con el tiempo. Era un móvil muy resistente y con una buena cobertura, gracias a su gran antena. Además tenía teclado, cubierto por una tapa. Si está nuevo se vende entre los 200 y los 400€. Usado, alrededor de 80€.

Hay casos en los que la fama de un móvil no tiene que ver con el propio terminal. Por ejemplo, el Nokia 8110(1998) es muy demandado porque es el móvil que usaban los protagonistas de la película Matrix. A ello contribuyó su aspecto futurista, con un diseño curvo y una tapa que se deslizaba hacia abajo para revelar el teclado.

Y cómo no, el mítico iPhone (2007), el primer smartphone de la historia, también es un imprescindible en cualquier colección que se precie.

Su pantalla de 3.5 pulgadas, sus 0,1 GB de memoria o su cámara de 2 MP hoy nos hacen soltar una carcajada, pero fue el móvil que cambió el mundo. Si tienes uno usado puedes sacar 100 o 200€. Nuevo lo pagan a 900€, y por un modelo sellado en su caja, piden 20.000€…

Los primeros Blackberry, con su caracteristico teclado físico, como el modelo BlackBerry 850, también se pagan bien.

El reloj calculadora

Botín: 80 – 180€

En los años 80 tener un reloj con calculadora incorporada era lo más. La calculadora abultaba más que el propio reloj, pero eso era lo de menos. Podías hacer todo tipo de operaciones en tu muñeca. Era lo más parecido a presumir de móvil.

También están muy cotizadas las calculadoras científícas Casio de los año 80 y 90, con precios que rozan los 100€ en algunos modelos.

Hemos visto una completa colección de gadgets que podrían estar en tu trastero con los que ganar mucho dinero. Cierto que hay videojuegos, vinilos  o móviles por lo que se han pagado miles de euros. Pero son rarezas de las que apenas hay copias, y es casi imposible que aparezcan mágicamente en tu desván. Hemos preferido ser realistas, y repasar artículos relativamente comunes que se pueden encontrar en cualquier casa.

Hora de ponerse a revisar el trastero, a ver lo que encuentras… ¡Suerte!

Escrito por Juan Antonio Pascual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: